¿Cómo nos salvaremos de ésta perversa generación?

Hechos 2:40

Y con otras muchas palabras testificaba y les exhortaba, diciendo: Sed salvos de esta perversa generación. Así que, los que recibieron su palabra fueron bautizados; y se añadieron aquel día como tres mil personas. Y perseveraban en la doctrina de los apóstoles, en la comunión unos con otros, en el partimiento del pan y en las oraciones.

Cuando leí éste pedazo de texto cuando me senté a leer la Biblia, vinieron a mi mente otras preguntas: ¿Qué había pasado en Pedro que ahora anunciaba con urgencia la slavación?, ¿por qué era tan urgente sus discursos en ese siglo I?, ¿qué pasaba por la mente de Pedro al gritar: ¡Sed salvos de ésta perversa generación!, ¿cómo era el contexto cultural, social que lo hizo perder el miedo y denunciar la maldad y gritar: ¡Sed salvos!.

Nunca olvidaré lo que una vez un predicador dijo, cuando se refirió a la palabra “salvación”, él dijo: Salvación quiere decir: restauración total. Siempre me había preguntado, ¿qué significaba salvación?, para mí era sencillamente salvar mi alma de un infierno eterno, salvar mi alma de una separación total de todo lo bueno y bello que es el reino de Dios, y sí, tiene en parte que ver con esto, pero yo, hasta ahí lo entendía.

Analicé en mi corazón esa frase, “restauración total“, e inmediatamente pensé en otra frase que oí, que decía, vivimos en un mundo donde el ser humano ha experimentado el “quebrantamiento sexual, emocional y espiritual“, ésta última frase me ha ayudado a ver cada situación humana bajo la lupa de un problema mayor, que no viene producto de una mala educación, de una mala cultura, de una mala sociedad, sino más bien, de una independencia de Dios, de una teología hundida en el individualismo, de una cosmovisión y una imágen de Dios corrompida, en mis palabras sencillas, diría que de un conocimiento de Dios reducido, lastimado, doliente y que ha llevado a nuestra humanidad a un quebrantamiento sexual, emocional y espiritual, que se refleja en autoestima baja; desiciones que desencadenan en atrocidades, gobernaciones basadas en el egocentrismo, enfermedades severas, violaciones, incesto, divorcios, abandono, pobreza, desesperanzas, suicidios, homicidios y tantas otras cosas más. ¿Cómo nos salvaremos de ésta perversa generación?…

Recuerdo que, al ocurrir un despertar acerca del cuidado ambiental y como cristiana, comencé a abordar, investigar y hasta inicié una maestría en auditoría y gestión ambiental, y en mi afán por descubrir qué era lo que pasaba, y por qué tanto daño ambiental, en ese correr eufórica por entender si el problema yacía en una mala gobernación, en falta de proyectos de recolección, ó químicos que han dañado la atmósfera, llegué a encontrar que sí, todo eso es parte del problema, pero al empezar a leer sobre acuerdos políticos, firmas internacionales en pro del ambiente, y todo eso, no pude aterrizajer en mejor lugar que en una verdad que bíblicamente siempre ha sido, en 1ra de Timoteo 6:10 dice: Porque la raíz de todos los males es el amor al dinero…

Fue en varios de esos asuntos que leí, que se repetía una y otra vez que por ejemplo, países que no accedieron a mitigar sus emisiones de CO2, al no firmar, más bien estaban contribuyendo al deterioro de la capa de ozono (y contribuyendo a más proliferación de basura, etc), solo por cuestiones de índole económica, algo así como para evitar la merma en la economía si se disminuía los procesos industriales, la generación de productos químicos, industriales y comerciales. Quedé tan triste, aterrizé en el mismo punto, como cuando analizo otros temas sociales, el hedonismo, egocentrísmo y una total independencia del INGENIERO de ingenieros, el INTELIGENTE, me refiero a YHVH, el hacedor, el gran YO SOY, Dios.

Hago una comparación entre la Biblia, (y aclaro de que ésta es fiable, veraz,) y la sociedad en general, y al analizar la óptica de Dios frente al ser humano, el problema, las consecuencias de la desobediencia, y su intervención en la historia, descubro que la Biblia parece que fue escrita con un sistema de auto-actualización, que responde a nuestra realidad, y que sigue respondiendo a la solución de nuestra sociedad en el presente y el futuro.

Descubro que en la Biblia, existen situaciones que se viven hoy, que golpean hoy, que nos atañen hoy, escritas hace miles de años pero que de las cuales uno puede encontrar aprendizajes tan puntuales, aplicables, por ejemplo cómo respondo ante una violación, una riña, alguna disención, ante la pobreza, y cómo interviene Dios en estas circunstancias. Uno puede por ejemplo rescatar principios que son aplicables hoy, por mencionar en las leyes del Antiguo Testamento, principios sobre higiene y significados espirituales que son más que motivacionales, son trascendentes. La circunsición, que era una señal de un pacto entre Dios y abraham, por ejemplo, también era un distintivo teocrático y étnico pero que tenía doble propósito, purificación en el área de reproducción, que no solo protegía al varón sino a la mujer, y por otro lado, un significado más profundo sobre la purificación del corazón, que de ser así evitaba la corrupción interna del hombre y su descendencia (Deuteronomio 10:16), uno va comprendiendo la palabra de Dios de forma analógica y es de asombrarse la manera en que Dios se revela a sí mismo, y que se requiere su propia sabiduría para entenderlo y conocerlo (Jeremías 9:24-25, Juan 16:13)

1 Corintios 1:20-21

¿Dónde está el sabio? ¿Dónde el escriba? ¿Dónde el polemista de este siglo? ¿No ha hecho Dios que la sabiduría de este mundo sea necedad?, porque ya que en la sabiduría de Dios el mundo no conoció a Dios por medio de {su propia} sabiduría, agradó a Dios, mediante la necedad de la predicación, salvar a los que creen.
Entonces, ¿cómo nos salvaremos de todo esto?, ¿cómo lograremos una “restauración total“, de nuestra sociedad?, ¿cómo curarnos de este “quebrantamiento sexual, emocional y espiritual“?
Para este problema, la Biblia, cuyo autor principal es Dios, nos presenta muy puntualmente, la solución. Si puedes estudiar la Biblia no con ideas preconcebidas, no con expectativas personales, sino dispuesto a oír y comprender a Dios mismo, descubrirás que de manera progresiva, y detallada, Dios no solo expone la maldad horrenda del hombre, y la raíz de ese problema, sino sus atributos expresados completamente en su intervención para traernos y devolvernos a la salud total, a nuestra restauración total (Incluyendo nuestra eternidad) sin agredir nuestra capacidad de razonar en él y su proceder, dado por él mismo, es decir, nuestro libre albedrío y ver sanada nuestra humanidad, nuestra tierra y todo lo que en ella hay.
Dios podía deshacerlo todo, ó volvernos a hacer (pero se repetitía la historia), ó simplemente desistir de hacer un ser a su “imágen y semejanza” y quedarse con los ángeles y ya, ¿pero por qué insiste en mantenernos…?
Continuará…
Notas:
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s