Una nueva propuesta de sufrimiento.

Desde que la Historia cambió (Génesis 3), el dolor entró. Entonces,  vivir se tornó agotador y el planeta inhabitable. Éste no era el deseo de Dios, por eso diseñó un plan de rescate para su Creación con el fin de que nosotros saboreemos la vida abundante que nos viene de él.

Con los años he comprendido que en medio de ésta realidad con la que debemos lidiar día con día, existe una nueva propuesta que encontramos en las Escrituras. El plan de Dios desde el inicio hasta ahora nos habla de un regreso al Padre, que si bien también contiene demandas, un éxodo al Padre que no resta el sufrir pero que da una nueva imagen ó una nueva cara al sufrimiento presente.

Dios le da sentido al sufrir que nos toca experimentar cuando comprendemos que él lo ha experimentado de igual manera y cuando su propuesta original de ser eternos (Eclesiastés 3:11) tiene vigencia todavía. Nuestra deuda eterna fue cancelada en Jesús, y por eso, el sufrir presente no se compara con la gloria venidera, aquello que todos los que seguimos al Camino, la Verdad y la Vida aguardamos.

Considero que los sufrimientos del tiempo presente no son nada si los comparamos con la gloria que habremos de ver después. Romanos 8:18

¿Comprendes esto?, es como oír a Dios decir: “El sufrimiento es una consecuencia con la cual vivir, pero les envío al Verbo hecho carne, Jesús, quien dice que: “En el mundo tendréis aflicción, pero confiad, YO he vencido al mundo”, Juan 16:33, y que a través de él es posible, sumamente posible, vencer, salir avantes siempre, mirando el sufrimiento con otro rostro. Te propongo a sufrir en Cristo, te propongo a cruzar este mar contaminado en mi barca, dice Dios.

Ahora el sufrimiento está vestido de esperanza. Tenemos también una invitación de parte de Jesús a llevar “su yugo”. ¿Ves?, hay una propuesta en medio de la realidad que ahora nos cansa y nos carga.

El yugo es un instrumento de madera puesto sobre el cuello de bueyes para que puedan ser usados para tirar carros o arados.  El yugo siempre simboliza sumisión a la autoridad.  El yugo era algo pesado con la obligación a trabajar.

En este caso, aunque suena gracioso, Jesús te invita a llevar ese yugo, y no el yugo del mundo, cargado de culpa y constante presión dañina sobre tus emociones y espiritualidad,  porque él es el buey que hala más, que tira más, él es más fuerte y experimentado, así que estará ahí, y tú estarás con él, mientras él hace el máximo para que avances, avances y avances.

Jesús nos invita a someternos a su yugo.  El dice que su yugo es ligero y fácil.  Será así si lo aceptamos voluntariamente como un acto de amor.  Nuestras mentes deben estar bajo el yugo de Cristo.  El dice, “Lleva mi yugo sobre vosotros, y aprended de mí”.  Esto significa un acto mental.

El invita a los que están trabajados y cargados (versículo 28) a tomar su yugo.  La verdad es que el trabajo y los quehaceres de este mundo dejan al hombre cargado.  El perdón de Dios quita del pecador la carga pesada de culpabilidad.  El yugo de Jesús es mucho más liviano que la carga del pecado, y que se percibe en la realidad de este mundo hoy día; Guerras, hambres, afanes, codicias, desigualdad, frialdad, temores, muertes, etc..

En Jesús, el sufrimiento presente es ahora digerible, manejable, si llevamos su yugo, si vamos con él en la barca, si caminamos con él, si le seguimos, si nos interesamos en su corazón y sus planes, el mundo se enfrenta con estilo, como decimos los panameños. La realidad se vive mejor en él, enfrentamos las adversidades con un nuevo lente, el lente de Cristo.

Una vez alguien me dijo: Fuera de Cristo, sufrimos, pero sufrir con Cristo prefiero. Es posible notar la diferencia de éstas. La vida cristiana aunque está llena de dificultades como todos, tenemos hoy la esperanza de enfrentarla como Jesús la enfrentó; con valentía, confianza y una relación muy cercana con el Padre.

 

¿Deseas sufrir con él, ó sin él?

 

 

Por: Mell Likhi

**Notas de Rick Warren y Literatura Bautista.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s