5 Lugares que extrañarás.

Por: Magdielys Leira

Recuerdo cuando estaba en la universidad, aquellos días de estrés y cansancio, de noches largas y días intensos. Durante esos años conocí a una chica que hasta el sol de hoy vive en uno de los lugares turísticos más lindos y exóticos de Panamá, Chicá – Capira. Nos hicimos buenas amigas y no olvido que cada vez que encontraba el tiempo viajaba a su casa, porque además de que nos hicimos amigas de confianza, el lugar siempre era un descanso para mí y aún lo es. El lugar está rodeado de montañas y senderos protegidos, hay incluso zonas de camping, un río, y a lo lejos podemos ver las hermosas playas en su amanecer y atardecer.

Estar ahí es como volver a la vida; Sales de la ciudad, el tráfico, la realidad y llegas a lugares como estos que te devuelven el oxígeno y hasta mejoran tu piel. No puedo imaginar cómo sería la vida sin estos lugares para reencontrarse con otros y para volver a conectarse con uno mismo. La naturaleza se convierte en un aliado para lograr un estado de ánimo que armonice todo con todo, ¿Te imaginas lo desafinado que sería la existencia sin la naturaleza, sin el verde de la vida?, ¿Y si todo fuera concreto, gris y opaco?

Estas preguntas me llevan a repensar cómo está mi relación con la tierra. Yo amo esas zonas de descanso, amo estar ahí, no solo un fin de semana, sino más que eso, amo saber que cuando termine una ardua semana de trabajo podré tomarme el tiempo de volver a respirar en la tranquilidad de la noche en lugares como esos, experimentando el aire fresco del verano. Pero, ¿Amo yo la tierra de tal forma que la defiendo?, ¿Qué estoy haciendo para salvaguardar eso que amo?

Cuando uno extraña algo ó alguien, es porque ya no está, ¿Verdad?, de alguna manera está ausente, necesitamos apercibirlo para sentir que está, y si no, entonces lo extrañamos. He hablado de estos lugares como algo que yo amo, pero me pregunto si realmente la estoy amando a tal punto de preservarlo.

En una relación de pareja hay una reciprocidad, ¿Cierto?, ahora pensemos lo que la Naturaleza nos da, luego pensemos: Si estamos disfrutando lo que ella nos da, ¿Qué hacemos por ella?, ó será que el egoísmo, el solo hecho de saciarnos con lo que nos brinda impera en nuestra existencia, a tal punto que no es relevante si dejamos que desaparezca ó ya no sea disfrutable como desde el principio.

Uno se da cuenta cómo es la relación de algunos con la tierra cuando caminas por las riberas de los ríos, playas o montañas, y te topas con la basura imperante de personas que disfrutaron del descanso pero sus huellas de desamor son sin duda alguna muy notables.

Saben, yo no quiero extrañar lo que me brinda la tierra (Playas – Ríos – Montañas – Reservas – Campings), porque la amo de tal forma que quiero protegerla y defenderla hasta que mis fuerzas se acaben. Pasaré la batuta a quien pueda repensar las mismas preguntas de este artículo y es mi sueño como el de Dios, amar sus bienes y protegerlos por ÉL, para nosotros mismos y para las futuras generaciones.

Si estás de acuerdo, compártelo. Alza tu Voz!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s